miércoles, 17 de diciembre de 2008

Una presentación inolvidable



Emoción y nervios. Esas son las dos sensaciones que me han acompañado estos días desde que me comunicaron que tendría lugar la presentación de Bajo el cielo de Montana. Ayer fue el gran día, martes 16 de diciembre a las 7 de la tarde ¡nunca lo olvidaré! Me reuní con Eva Mariscal en la librería Herso, que ha promocionado la presentación, y nos fuimos juntas hacia la biblioteca donde tenía lugar el acto. Afortunadamente, los nervios desaparecieron en cuanto pisamos la biblioteca, el director fue muy amable y poco a poco fueron apareciendo muchos rostros conocidos, algunos de ellos totalmente inesperados y que me colmaron de alegría. Aunque agradezco a todo el mundo su asistencia, en especial quería agradecérsela a una amiga de Madrid que se hizo el viaje relámpago con el único fin de venir a verme. Gracias guapa.
Antes de que diera comienzo la presentación, un par de reporteros de un canal de televisión albaceteño, me secuestraron unos minutos para hacerme una entrevista. Menos mal que esto fue una auténtica sorpresa, porque de haberlo sabido con antelación me habrían temblado las piernas.
El director de la biblioteca abrió la presentación y, a continuación, Eva Mariscal hizo una estupenda introducción sobre el lugar que ocupa la novela romántica en el mercado actual, la andadura de la editorial Terciopelo en los años que han transcurrido desde su creación, y seguidamente pasamos a tener una conversación distendida y agradable sobre Bajo el cielo de Montana. La presentación fue como tener una charla con una amiga, mucha gente me ha comentado después, que lo hicimos de una manera muy amena y amistosa. La simpatía y naturalidad de Eva ayudó a relajar los nervios, y me sentí muy cómoda respondiendo a todas las preguntas que se planteaban. Hablamos del público al que va destinado la novela romántica, hablamos de las autoras españolas, de la posición que ocupa la novela romántica actualmente en el mercado…Hablamos del libro, de los personajes y de su reflejo en nuestra sociedad, dimos un nuevo paseo por Montana, y respondí a unas cuantas preguntas que hicieron los asistentes.
El tiempo se me pasó volando, ni siquiera estoy segura de cuánto duró la presentación. Imagino que alrededor de una hora, pero el evento fue mágico y se me hizo muy corto.
Tras la amena charla firmé unos cuantos libros, otra más de ese montón de experiencias que estoy disfrutando como una niña. Perdonad que las dedicatorias fueran tan sosas, me hubiera gustado disponer de más tiempo para escribir algo más elaborado, pero estaba en una nube (creo que todavía lo estoy, jaja).
Tras la firma hubo una pequeña recepción con bebidas y otras delicias culinarias (eran canapés, papas, y cosas así, pero yo al menos tenía hambre y me estuvo todo buenísimo, jaja) y pasamos otro rato encantador conversando con la gente.
Fue una experiencia maravillosa que no voy a olvidar jamás. Quiero agradecer a la editorial este estupendo regalo navideño. He vivido la presentación del libro con toda la ilusión del mundo, y repetiría sin dudar en cuanto me lo propusieran. También quiero agradecer a la librería Herso la promoción que ha hecho del libro, y a la biblioteca por prestarnos la sala de conferencias. También le envío un abrazo muy fuerte a Eva Mariscal, y otro igualmente grande a todos los asistentes.

Gracias por una tarde tan especial.

Subiré fotos en cuando las vaya recopilando.

En la página web de Herso hay unas cuantas:
http://www.herso.com/libreria/

2 comentarios:

menchu dijo...

Fue una gran presentación y la fórmula de diálogo en la que se hizo, todo un acierto. Amena, simpática e interesante podrían ser algunos de los calificativos que daría.

Como dice Mar, los nervios la esquivaron y actuó de modo relajado y profesional.

Solo añadir que para mi fue un privilegio asistir. Gracias a todos los que nos brindaron la posibilidad de disfrutar de ese momento, en especial a tí Mar.
Menchu

Maria Urbiola dijo...

Mar, ayer no pude estar en la presentación. Me lo planteé pero la distancia me lo hizo imposible. Pero me acordé toda la tarde de tí. Hasta nervios tenía.

Espero con impaciencia uno de los libros que firmaste.

Añadir que espero que "Montana" sea el primero de muchos otros libros. Porque eres una escritora fantástica. Transmites emociones vívidas. Sobre todo de las escenas eróticas.

Símplemente genial.

Un beso enorme.