martes, 8 de junio de 2010

Gracias Bon Jovi.

Cuánto tiempo deseando ver a Bon Jovi en directo y qué rápido se pasa todo... cuando esperas que suceda un hecho con tanta ilusión y expectación, es imposible no sentir un regusto amargo cuando todo finaliza. Una vez más (ésta ha sido la octava) la experiencia de ver a mi banda favorita sobre un escenario ha sido mística, sublime, emocionante y maravillosa. Por eso, cuando todo termina y regreso a casa, las palabras que más repito y que mejor definen cómo me siento son: Gracias Bon Jovi. Gracias por ser la banda sonora de mi vida.
Y ahora os cuento un poco cómo fue desde que llegué a Madrid nerivosa e ilusionada, hasta que regresé a Albacete emocionada y melancólica.



Sobre las 12 de la mañana del viernes 4 de junio llegué a la estación de Atocha de Madrid, donde había quedado con mi amiga Chus, a quien tengo que agradecerle especialmente todas las molestias que se tomó conmigo y la paciencia que demostró tener durante el largo rato que estuvimos en la puerta del hotel Palace. Gracias Chus por todo.

Tras llegar a Atocha, lo primero que hicimos fue ir al hotel a dejar mi maleta y allí en recepción, me encontré con mi amiga Salud y toda su familia. Ella es Sevillana y compañera de aventuras y conciertos desde hace un siglo por lo menos. Desde allí fuimos al hotel Palace donde, en esos instantes, Bon Jovi estaban dando una rueda de prensa y entrevistas para los canales de televisión. No tuvimos la suerte de que salieran y como ya era bastante tarde y no habíamos comido, tuvimos que abandonar para cargar pilas, que el día iba a ser muuuuuuuuy largo.

Después de comer, Chus me llevó a la Ciudad del Rock, que estaba muy cerquita de Arganda y entonces se me cayó el alma a los pies, porque hacía un calorrrrrrrrrrrrrrr. Imaginad un descampado sin una sola sombra, con más de 30 grados a las 4 de la tarde... la gente que ya estaba en las colas se había llevado paraguas consigo para protegerse del sol, pero ni aún con esas. Fueron tres horas de cola que se me hicieron muy largas, y eso que otras veces he estado en colas durante mucho más rato, pero el calor era muy sofocante.

A las siete de la tarde abrieron las puertas. Previamente ya me había reunido con mi amiga Salud y ya fuimos en busca de nuestra posición, muy cerquita del escenario para nuestro deleite, aunque en este concierto había una separación enorme entre el escenario y las primeras filas, supongo que a consecuencia de toda la prensa que había allí congregada puesto que lo iban a transmitir por televisión.

Desde las 7 de la tarde hasta las 12:30 que salieron Bon Jovi, fueron unas cuantas horas de calvario aunque ahora ya estábamos más cómodas, había sombra y por lo menos podíamos estar sentadas en el suelo. Al ser un festival tocaban otros grupos que particularmente no me gustaron nada, ni a mi, ni a la mayoría de caras que podía ver a mi alrededor, que no paraban de resoplar del aburrimiento. Uno era Macaco (insufrible, lo siento por quién le guste) y los otros fueron Pereza (un coñazo con letras mayúsculas, y lo siento también si hiero los sentimientos de alguien). Dicen que palos a gusto no duelen, y es verdad, porque una puede aguantarlo casi todo con tal de que al final se encuentre con su recompensa. Y vaya recompensa... En fin, ¿qué puedo decir que no haya dicho ya? Quien me conoce sabe de sobra cómo vivo los conciertos de Bon Jovi, y quien no, pues simplemente decir que fue IMPRESIONANTE. Podrá gustarte más o menos la música que hacen, pero no creo que nadie pueda salir indiferente tras asistir a uno de sus directos. La fuerza, la profesionalidad y la interacción que se produce entre el público y el grupo, es un espectáculo digno de ver.
En definitiva, fueron dos horas frenéticas y memorables. Por desgracia, el concierto duró menos tiempo del que nos tienen acostumbrados porque se trataba de un festival con los tiempos establecidos, pero ese es el único punto negativo que podría mencionar, el resto fue de matrícula de honor, como siempre :)

Y el domingo 13 de junio nos vemos en Londres!!


10 comentarios:

Ana R. Vivo dijo...

Que gusto leerte tan ilusionada! y el domnigo a Londres, chica que sin parar.... Pero que contenta lo dices, Eh?
Pásalo genial, Mar, y queremos otra crónica de Londres. Allí seguro que tienes más sombra, no desesperes.

Mar Carrión dijo...

No, en Londres no creo que haga calor (20º máximo), todo lo contrario, yo creo que nos va a llover!! Aunque el concierto es en un sitio cerrado, asi que, que llueva todo lo que quiera :)

ladymaria dijo...

Bon Jovi, siempre será el mejor, de los mejores.
Vamos un as.

Chus Nevado dijo...

Doy cumplida fé de los nervios que acompañaban a Mar ese día. ¡Estaba como ida, jajajajaja!
Niña, me alegró mucho haberte visto, aunque fuese por un período tan cortito de tiempo, así como me alegro de que disfrutases del concierto. Y en el transcurso de una semana, otro concierto más. ¿Cómo fue el de Londres? Seguro que fue especial, ¿a que sí?

Un besazo

Mar Carrión dijo...

Chus, qué paciencia tuviste al aguantar frente al hotel y también al aguantarme a mí que, como tu dices, estaba un poco "ida" :))

¿El de Londres? Ains, el de Londres... ya he subido una crónica. Si el de Madrid fue alucinante, el de Londres fue doblemente alucinante....

Salud dijo...

Ay niña, qué lejos me queda ya el recuerdo del Rock in Rio, pareciera que hubiera pasado una eternidad y no es así ni mucho menos pero es lo de siempre, la misma sensación de antaño que vuelve a repetirse.
Ojalá tuviéramos conciertos una vez al mes al menos, aunque nos volviera majaretas perdidas. Pero qué buenos que son! Larga vida a Bon Jovi!!
BSS

Salud dijo...

Ay niña, queda ya tan lejos el recuerdo del Rock in Rio que pareciera que hiciese una eternidad cuando en realidad no es así ni mucho menos pero es esta sensación, la de siempre, la misma de conciertos anteriores.
Ojalá todos los meses tuvieramos un concierto de Bon Jovi al que ir, terminaríamos seguramente locas de atar pero ¡qué bonita locura! Larga vida a Bon Jovi.
BSS

Brianna Callum dijo...

Hola, Mar
Leí tu post con una sonrisa inmensa dibujada en el rostro y el corazón latiéndome a mil, porque yo también adoro a bon Jovi desde los quince años, pero nunca había podido verlos en vivo, y el pasado domingo 3, se me cumplió el sueño cuando tocaron en Bs. As., y qué puedo decirte que ya no sepas... Fue un espectáculo increíble, tres horas inolvidables que parece mentira, pero no alcanzo a describir con palabras. Definitivamente, un show de Bon Jovi es especial... algo único que se graba a fuego en el corazón y en la memoria.
(Perdón por la euforia, todavía me dura el entusiasmo je, jee!!!)
Me encantaron las fotos que subiste del espectáculo!!!
Yo también estoy desando que regrese pronto, pero aquí en Argentina tuvimos que esperar 15 años desde el último concierto que había dado. (Espero que ahora la espera no se nos haga tan larga)

Besos,
Bri

Mar Carrión dijo...

Brianna, qué ilusión encontrar a una fan de Bon Jovi por estos mundillos de la romántica!!! como me alegra, de verdad, no tenía ni idea :))

Cuentan que el concierto de Argentina ha sido apoteósico, de más de tres horas y con un set list de la leche... habrás disfrutado como una enana, verdad?? y encima tu primer concierto!!! habrá sido memorable y es normal que todavía tengas esa sensación de que levitas, si yo te contara....
Un beso muy grande guapa, y lo dicho, que me alegra compartir afición contigo (a parte de la escritura, claro :)
Un abrazo!!

Anónimo dijo...

Me has hecho llorar, de verdad. Soy fan de Bon Jovi desde los 10 años (y voy por 30, jeje) y nunca he podido ir a un concierto. Pero esta vez si. El 29 me voy a Donosti y estoy como una niña de 15.... no se ni a que hora ir al estadio ni nada, tengo entrada de pista y quisiera estar cerca, jaja...que ilusa!!!
Besos y gracias por tu blog
LAURA